Acerca de Restauración y

Viveros de cultivo

Sobre Restauración

Las zonas áridas son frágiles y pueden encontrarse hoy en día muy degradados. Para los relictos de vegetación natural y vida silvestre de Ica, la conservación ya no es suficiente. El único camino hacia la recuperación del mundo natural es fomentando la regeneración a través de la restauración de la vegetación nativa.

La restauración de hábitat es el proceso por el cual se busca favorecer la recuperación de áreas degradadas que han sufrido de una fuerte deforestación, desertificación u otro.

Deforestación – Desertificación

Deforestación

deforestacion-img-1

La deforestación es el proceso por el cual se elimina la cobertura forestal en un área de manera que permita un cambio de uso de suelo. Sus principales causas son las talas o quemas por la obtención de madera, de carbón o la creación de parcelas a vocación agrícola, así que los incendios forestales y el pastoreo intensivo que pueden inhibir el crecimiento de nuevos brotes de árboles. Tal pérdida de cobertura boscosa tiene muchos impactos negativos para el medio ambiente, el más dramático siendo la pérdida del hábitat de millones de especies de fauna y flora.

La deforestación es también un factor coadyuvante del cambio climático. Los suelos de los bosques son húmedos, pero sin la protección de la cubierta arbórea, se secan rápidamente. Los árboles también ayudan a perpetuar el ciclo hidrológico devolviendo el vapor de agua a la atmósfera. Sin árboles que desempeñen ese papel, muchas selvas y bosques pueden convertirse rápidamente en áridos desiertos de tierra yerma.

¿Por qué es tan importante restaurar?

Deforestacion3Al estudiar el cambio de la vegetación y el paisaje del valle de Ica a lo largo del tiempo, podemos observar que gran parte de los bosques naturales de Ica han sido deforestados. El área correspondiente a los bosques mixtos y matorrales en la planicie costera (< 1.000 msnm) ha sido reducida del 99% en los 1000 últimos años, pasando de aproximadamente 2.000 kilómetros cuadrados a tan solo unos cuantos kilómetros cuadrados.

Esto no es inusual, ya que el uso insostenible de los recursos naturales por el ser humano se hace cada vez más extenso. Además, la ausencia de lluvias en la costa del Perú hace que la regeneración sea poco frecuente y la vegetación nativa frágil. En otras palabras, es fácil de extraer, pero difícil de reemplazar.

Hoy en día, las principales causas de la deforestación en Ica son la producción de carbón, la tala para leña o madera y la expansión agrícola, tanto para agroindustrias como chacras particulares.

Deforestacion4 Deforestacion5 Deforestacion7-op1

Sin embargo, ¡no todo está perdido! Actualmente, aún existen pequeños relictos de vegetación natural dispersos dentro de la matriz de campos agrícolas, ciudades y nuevas zonas urbanizadas. En estos relictos aún se conservan muchas plantas nativas y plantas útiles que pueden proporcionar semillas para favorecer la recuperación y la regeneración del bosque en el futuro.

Desertificación

Desertificacion3-opMuchas áreas áridas alrededor del mundo están siendo sobreexplotadas por el hombre y, a menudo, enfrentan problemas de degradación irreversibles, que en su conjunto se les da el nombre de “desertificación“. La desertificación es el proceso que convierte una tierra previamente productiva en tierra estéril, lo que, en el peor de los casos, lleva a la hambruna y al colapso total del ecosistema. La causa más común de la desertificación, es la extracción de la vegetación nativa por medio de la deforestación y la quema. En muchos casos, esto se ve empeorado por el sobrepastoreo, especialmente por cabras que arrancan las plantas de raíz e impiden su recuperación. Si los procesos de deforestación, quema y sobrepastoreo continúan, al cabo de unos años, las semillas en el suelo se pierden y, a pesar de contar con episodios de lluvias, hay muy poca regeneración natural. Sin vegetación, el suelo se pierde a causa de la erosión por el viento, y al final solo queda tierra estéril. En áreas muy secas, como el valle de Ica, la desertificación puede llegar a ser irreversible.

¡Ojo! “Desertificación” no significa la conversión de la tierra en un desierto, ya que un desierto es un ecosistema lleno de vida y compuesto por una biodiversidad rica y particular.

La desertificación no siempre es producto de pérdida de la vegetación, sino también puede ser el resultado de la introducción de plantas invasivas que esterilizan la tierra. Por ejemplo, el Támarix (Tamarix aphylla), introducido en América desde el Mediterráneo, es una de las plantas más invasivas en el mundo. Al instalarse, este árbol impide el crecimiento de cualquier tipo de vegetación porque hace descender el nivel del agua subterránea y sus hojas exudan sal, creando así un suelo salino e inhóspito.

desertificacion-img-1

¿Qué pasa en Ica?

En el valle iqueño, la erosión causada por el sobrepastoreo se puede ver a lo largo de los anchos y pedregosos cursos de los ríos. Sin vegetación para estabilizar los bancos de los ríos, la tierra fértil es arrastrada por los Huaycos o las inundaciones periódicas.

Los cambios en la calidad o disponibilidad del agua también generan desertificación. En Ica, el uso excesivo del agua subterránea para el abastecimiento de las agroindustrias ha llevado al descenso del nivel de la capa freática por debajo del alcance de las raíces de las plantas, causando la muerte paulatina de la vegetación nativa desde hace décadas. El agua subterránea está compuesta parcial o totalmente por agua fósil, que puede necesitar miles de años para ser reemplazada.

Sin embargo, la agroindustria no es la única causa de la desertificación. Actualmente, los agricultores de Ica se han dado cuenta de que cuando el riego por inundación no se maneja con precaución, este lleva a la acumulación de sales del suelo (presentes en forma natural en Ica) en la superficie, disminuyendo dramáticamente la capacidad de la vegetación natural de establecerse. De esta forma, la agricultura de menor escala también genera importantes consecuencias para la biodiversidad y la naturaleza del desierto.

Finalmente, el Tamarix ha invadido partes de los Ríos Ica y Nasca (confluencia del Río Grande) convirtiéndose en un enorme problema, especialmente en Ocucaje, todo Chiquerillo, gran parte de Callango y las cuencas en el bajo valle del Río Ica.

Deforestación y Desertificación

Restauracion2-op-e1398642532890Para ello, no significa que cada árbol, arbusto y animal tenga que ser reemplazado, ya que esto no es posible en la práctica. Por el contrario, la restauración trata de ayudar a la naturaleza a recuperarse por sí misma según el proceso de regeneración.

En otras palabras, se busca iniciar el proceso de reparación mediante el establecimiento de unas cuantas plantas llamadas precursoras o pioneras, que faciliten el desarrollo del tipo de vegetación deseada, y dejar que la naturaleza haga el resto.

¿Por qué es tan importante restaurar?

Para los relictos de vegetación natural y vida silvestre de Ica, la conservación ya no es suficiente. Algunas especies de plantas y animales ya están extintas, mientras que muchas otras están en peligro, incluyendo al Huarango. El único camino hacia la recuperación del mundo natural es fomentando la regeneración a través de la restauración de la vegetación nativa. La restauración también es esencial para cuidar el medio ambiente, salvar los ecosistemas y facilitar su resistencia a los cambios climáticos.

restauracion3

La principal razón por restaurar en Ica es que los relictos de vegetación contienen plantas irremplazables, adaptadas a las necesidades de la gente y del medio ambiente. Además de las razones prácticas de conservar y replantar Ica, hay necesidades culturales y espirituales para hacerlo.

Mostrar Más

Imagina perder plantas nativas del Perú como el Huarango (Prosopis limensis), el Cahuato (Tecoma fulva), el Lucraco (Waltheria ovata), el Pacay (Inga feuillei) o simplemente el dulce olor del Toñúz (Pluchea chingoyo) cuando llaman los Huerequeques a la hora del atardecer. Estas plantas no son sólo el ‘ecosistema’, sino también atributos valiosos que hacen que Ica sea ‘Ica!’ – recordándonos quiénes somos y cuál es nuestro hogar.

Estas plantas nativas representan un futuro próspero, sostenible y fértil, capaz de resistir al cambio climático. Es nuestra labor asegurar que nuestros hijos también puedan disfrutar de ello. La tarea de restaurar requiere de coraje, paciencia, creatividad y cuidado, cualidades que se pueden encontrar en la gente del desierto del Perú.

Mostrar Menos

Técnicas de restauración

Para asegurar la supervivencia de los ecosistemas locales y evitar que las especies de flora y fauna en estado de peligro desaparezcan uno tras otro, es primordial maximizar los esfuerzos de restauración promoviendo campañas de plantación de árboles nativos. Una restauración exitosa es fruto de una planificación minuciosa. Ocho conceptos se deben considerar:

El enfoque ecosistémico

Estrategia para el manejo integral de la tierra, del agua y de los recursos vivos que promueven la conservación y el uso sostenible de manera equitativa.

La especie correcta en el lugar correcto

Para asegurar una restauración sostenible, es mediante el uso de especies nativas, adaptadas a las condiciones locales y relacionadas con el paisaje en todos los sentidos.

La plantación mixta

Los ecosistemas naturales o hábitats nunca están compuestos de una sola especie y dependen de la vegetación de matorral alrededor de ellos.

El conocimiento de su paisaje

Significa tener conocimiento sobre los cambios ocurridos en la vegetación. Lo que hoy parece un desierto podría haber sido un bosque hace sólo unos pocos años.

La vegetación de referencia

La vegetación de referencia debe ser aquella vegetación natural, que permita desarrollar un objetivo de restauración que compare e imite la estructura del hábitat.

La regeneración natural y la sucesión

La regeneración natural es el proceso a través del cual la vegetación se repara a sí misma, después de que la vegetación ha sido removida en forma natural o por el hombre.

La lucha contra la fragmentación

La vegetación proporciona una red en donde los organismos se pueden mover para encontrar alimento, agua y nichos para procrear.

La restauración del suelo

La restauración en áreas desertificadas depende de la calidad del suelo. El suelo es un ecosistema vivo, compuesto por millones de microorganismos benéficos.

Técnicas de Restauración

Concepto 1: El enfoque ecosistémico

El término Enfoque Ecosistémico fue definido por el Convenio sobre la Diversidad Biológica (1992) como “una estrategia para el manejo integral de la tierra, del agua y de los recursos vivos que promueven la conservación y el uso sostenible de manera equitativa”. Significa abordar la restauración de una manera que trate de asegurar un proceso de recuperación sostenible incluyendo las necesidades de los seres humanos y del mundo natural; tanto local como globalmente.

Concepto 2: La especie correcta en el lugar correcto

Concepto2-EspecieCorrecta La manera más apropiada para asegurar una restauración sostenible es mediante el uso de especies nativas, adaptadas a las condiciones locales y relacionadas con el paisaje en todos los sentidos. Son tan importantes que el paisaje y su biodiversidad no se pueden definir sin ellas. En el valle iqueño, las condiciones climáticas son de las más extremas del mundo y la vegetación nativa se caracteriza por especies que presentan una impresionante resistencia a la aridez de su entorno. Especialmente adaptadas, sobreviven con poca agua y tienen la capacidad de recuperar el suelo, proveer productos alimenticios, además de forraje y de combustible.

Es también necesario localizar cada especie de árbol en un sitio que les permitirá responder a sus necesidades para sobrevivir. Por ejemplo, árboles como el Huarango pueden desarrollar raíces profundas y localizarse en zonas donde el acuífero se encuentra en las profundidades del suelo, pero otros árboles necesitan ser plantados en las llanuras aluviales de los ríos para poder establecerse permanentemente.

Concepto 3: La plantación mixta

Concepto3-PlantacionMixta1Los ecosistemas naturales o hábitats nunca están compuestos de una sola especie y dependen de la vegetación de matorral alrededor de ellos. Las especies asociadas ayudan al control de plagas, a la polinización y a la dispersión de semillas, aspectos claves para asegurar la regeneración natural del bosque y su durabilidad. Siguiendo estas consideraciones y por razones ecológicas como económicas, la restauración debe siempre basarse en una plantación mixta y la integración de especies asociadas.

Concepto 4: Conoce tu paisaje

Una restauración exitosa significa tener conocimiento sobre los cambios ocurridos en la vegetación. En condiciones desérticas como en Ica, estudios realizados sobre patrones de distribución de la vegetación, antiguos como recientes, nos indican aquellas áreas en donde hubo alguna vez condiciones de humedad adecuadas para el establecimiento permanente de vegetación. Lo que hoy parece un desierto podría haber sido un bosque hace sólo unos pocos años. Los fragmentos de vegetación existentes proveen una buena referencia, ya que sólo es posible restaurar con vegetación similar a los relictos que todavía existen hoy en día. Por ello, antes de empezar la restauración es esencial investigar el cambio de la vegetación y del paisaje.

Concepto 5: Vegetación de referencia

La vegetación de referencia debe ser aquella vegetación natural, que permita desarrollar un objetivo de restauración que compare e imite la estructura del hábitat, mientras que por otro lado pueda proporcionar una fuente de semillas y estacas. En el mejor de los casos, ésta debería ser un área protegida en donde las plantas puedan continuar creciendo juntas y en armonía. Por último, la vegetación de referencia debe ubicarse lo más cerca posible al área de restauración.

Concepto 6: Regeneración natural y sucesión

La regeneración natural es el proceso a través del cual la vegetación se repara a sí misma, después de que la vegetación ha sido removida en forma natural o por el hombre. Al comprender cómo funciona la regeneración, la restauración y el manejo de ella puede (y debe) ayudar al proceso de recuperación. En el mejor de los casos basta con algunas intervenciones, como por ejemplo, cercar el área de restauración para protegerlo del ganado, o abrir surcos para facilitar el agua de riego por inundación.

La sucesión se puede observar como etapas o cambios durante el establecimiento de vegetación. Las primeras plantas que aparecen en un área de regeneración natural se llaman especies pioneras. A partir de ellas el ecosistema desarrolla una condición más estable de cambio natural. La vegetación natural nunca alcanza una condición completamente estable. Su composición y estructura sufren continuos cambios, las especies llegan y se van, y las condiciones climáticas varían a lo largo del tiempo. Ciertos hábitat cambian rápidamente y otros muy despacio.

Concepto 7: Luchar contra la fragmentación

Las plantas necesitan a los animales para sobrevivir. La vegetación proporciona una red en donde los organismos se pueden mover para encontrar alimento, agua y nichos para procrear. Mientras hacen esto, ellos dispersan semillas de plantas, polinizan flores y se predan (comen) los unos a los otros, conservando así el equilibrio en la naturaleza y manteniendo al ecosistema saludable y eficiente.

A medida que la vegetación se va degradando y fragmentando, eventualmente, se crean áreas que permanecen como ‘islas’ de hábitat, como se puede ver en muchos lugares de Ica. Mientras más aislados son los fragmentos, más especies se pierden. Las plantas se vuelven cada vez más estresadas y finalmente mueren. La fragmentación se puede tratar de reparar plantando corredores lineales, como por ejemplo cercos vivos y estableciendo áreas libres de pesticidas entre los hábitat.

Concepto 8: Restaurar el suelo

El éxito de cualquier proyecto de restauración en áreas desertificadas depende, en gran medida, de la calidad del suelo. El suelo es un ecosistema vivo, compuesto por millones de microorganismos benéficos, que ayudan a las plantas a absorber nutrientes. En Ica, puede compactarse, degradarse o volverse muy salino, y la materia orgánica puede verse severamente reducida después de la pérdida de la cobertura boscosa. Inmediatamente después de la deforestación, es común ver el suelo empezar a degradarse al ser calentado por el sol, perdiendo humedad y estructura. En estas condiciones, se necesita usar plantas que sirvan específicamente para mejorar la estructura y fertilidad del suelo, antes de empezar con la reforestación.

tecnicas-restauracion-img-2

Al opuesto, algunos suelos pueden estar sobrefertilizados, especialmente en los valles fuera de las áreas desérticas, donde la actividad agrícola es o ha sido más fuerte. En estas condiciones, puede ser necesario reducir el nivel de nutrientes para que la restauración de hábitat sea efectiva.

Más Información

Pasos básicos

Una restauración exitosa es fruto de una planificación minuciosa. Cinco pasos básicos importantes pueden ayudar a concretar proyectos positivos:

Involucrar por un largo periodo de tiempo a una comunidad local e incluso a una familia es tal vez el aspecto más difícil, pero a la vez el más importante de cualquier esfuerzo para plantar árboles en espacios públicos o privados. El nivel de compromiso depende, por supuesto, del tamaño, del lugar y del objetivo de la plantación.

A nivel local y en pequeña escala, como por ejemplo la reforestación de un parque o una calle, el ideal es que todos estén involucrados. No es bueno dejar todo el trabajo del riego y plantación a unos pocos. Lo mismo vale para un pueblo, en donde se recomienda involucrar a varias familias y colegios locales, en vez de dejar la faena a una sola familia. En todos los casos se debe realizar reuniones públicas para hacer los planes en conjunto y asegurar que todos entiendan los objetivos y sus responsabilidades.

PasoBasico1c PasoBasico1b PasoBasico1a

Tanto el Gobierno Nacional como el Regional están dispuestos a apoyar iniciativas y han establecido esquemas estratégicos de reforestación y plantaciones de árboles (como los Planes del Gobierno Regional de Ica y el Plan de Reforestación y Arborización de Arequipa – se tiene los PDF para colgar en línea?). Asimismo, el Ministerio del Medio Ambiente (INRENA) ha desarrollado a través de la SPDA medidas de reforestación y conservación – cuales?.

Tanto el Gobierno Nacional como el Regional están dispuestos a apoyar iniciativas y han establecido esquemas estratégicos de reforestación y plantaciones de árboles (como los Planes del Gobierno Regional de Ica y el Plan de Reforestación y Arborización de Arequipa). Asimismo, el Ministerio del Medio Ambiente (INRENA) ha desarrollado a través de la SPDA medidas de reforestación y conservación.

La selección del lugar correcto es crucial, especialmente en áreas áridas donde la consideración clave es el agua. La regla básica es tratar de restaurar solamente la vegetación nativa que existía antes, y asegurar que haya suficiente agua para al menos tres años.

Cuando no hay muchas alternativas en la selección del lugar para la reforestación, los aspectos más importantes de tener en cuenta son los siguientes:

  1. Buscar las mejores condiciones de suelo – se puede excavar un hueco de prueba,
  2. Seleccionar un lugar que esté lo más cerca posible de cualquier vegetación nativa existente,
  3. Seleccionar un lugar lo más cerca posible de una fuente de agua,
  4. Seleccionar un lugar que esté lejos de ganado pastando, protegido con muros, cercos o setos, o bajo la vigilancia de amigos locales.

Una de las preguntas más frecuentes en relación a la recuperación de la vegetación es ¿Para quién se hace? La respuesta, en última instancia es: para ayudar a las personas y la biodiversidad a sobrevivir en conjunto y mantener el ecosistema que nos provee nuestras mutuas necesidades.

La vegetación nativa permite:

  1. Recuperar y mantener la fertilidad del suelo, especialmente con plantas nativas que proveen nitrógeno,
  2. Garantizar, mediante un manejo apropiado, fuentes sostenibles de alimentos y combustible,
  3. Proveer protección y condiciones de crecimiento óptimas para la producción de cultivos,
  4. Crear una agroecología que controle las plagas, mantenga la estructura y la humedad del suelo, proteja la biodiversidad, mantenga el funcionamiento del ecosistema y evite la desertificación.

Los conceptos de la restauración ayudan a seleccionar las especies de plantas adecuadas que fomentan la regeneración natural. Todas las especies trabajan en conjunto, y deben ser seleccionadas juntas como grupos funcionales.

¿Qué es un grupo funcional? – El caso del Huarango

El Huarango, al igual que cualquier organismo, es más sano cuando crece entre las plantas nativas junto a las cuales ha evolucionado. Cuando crece solo, produce menos frutos y es vulnerable a plagas y sequías. Al observar relictos de áreas de bosques naturales podemos determinar cuáles son las plantas que forman parte de su comunidad natural: incluyen el Espino, el Toñuz, el Perlillo, el Cahuato, el Lucraco, el Espinoso de Nasca y el Negrito. Es imposible explicar exactamente por qué estas plantas necesitan las unas de las otras, ya que no se han estudia aun todos sus vínculos ecológicos.

Para que una especie prospere y se reproduzca, tenemos que plantar una combinación de especies que proporcionen el hábitat para polinizadores naturales y dispersadores de semillas. Esto es parte del enfoque ecosistémico y tiene las ventajas de: i) atraer semillas e insectos benéficos; y ii) fomentar la regeneración natural hacia el área circundante. Estos dos efectos extienden y refuerzan eficazmente el área de restauración sin ningún costo adicional – esto es una parte fundamental del proceso hacia la recuperación.

Una de las técnicas para la recuperación del hábitat y ecosistema, es plantar especies precursoras.Estas son especies que, una vez establecidas, proporcionan el medio ambiente adecuado (sombra, humedad, suelo, etc.) para ayudar a otras especies a recuperarse naturalmente o atraer animales que dispersen las semillas. Esto se recomienda especialmente para aquellos lugares muy degradados por la desertificación, en donde la regeneración natural no puede darse por sí sola.

Para identificar las especies precursoras, será de mucha ayuda entender el proceso natural de la regeneración y sucesión, ya que éstas especies son muchas veces las primeras en establecerse después de una alteración o la caída natural de árboles.

Cuando hablamos de restauración, no hablamos sólo de plantas, pues una restauración exitosa depende de la interrelación de plantas y animales. Por ello, mencionamos a unos cuantos grupos de especies que son importantes para el establecimiento de plantas, y pueden ser observados como indicadores del proceso de restauración.

 

Hormigas

Normalmente, cuando se empieza una forestación, se observa una sola especie de hormiga, pero con el transcurrir del tiempo pueden aparecer otras especies que indican un buen proceso de recuperación. Las hormigas construyen sus guaridas subterráneas por debajo o muy cerca de las plantas, con el fin de aprovechar fácilmente el néctar, semillas u otros recursos. A cambio, las hormigas ofrecen a las plantas protección contra otros insectos depredadores. Además, al cavar conductos, las hormigas mezclan el suelo y permiten que pase el aire y nutrientes, manteniéndolo saludable.

 

Lagartijas

Al igual que las hormigas, las lagartijas son importantes para mantener el suelo fértil. Por lo tanto, son especies claves que crean islas de fertilidad alrededor de cada planta que colonizan. Puesto que su dieta consiste principalmente de insectos, son también excelentes reguladores de plagas.

 

Mamíferos

Mamíferos grandes y pequeños también son importantes para la dispersión de semillas. El Zorro colorado (Pseudalopex culapeus), por ejemplo, es el dispersor más importante de las semillas de Huarango. Como animal carnívoro, el zorro posee ácidos gástricos y al comer el fruto, debilita la dura cubierta protectora de las semillas, aumentando su germinación. El Guanaco (Lama guanicoe), por otro lado, migra entre las quebradas y las lomas, es el agente dispersor más importante de muchas especies vegetales en Ica, no solamente a través de sus heces, sino a través de su lana en la que se quedan pegadas semillas de ciertas especies, especialmente de la familia de las Compositae.

Mantener las semillas

Para que la restauración sea posible, lo más importante es tener una fuente de semillas y estacas para plantar. Por ello, es necesario salvar cada fragmento y pedazo de vegetación nativa para proveer una fuente de semillas. Aún minúsculas áreas con vegetación pueden tener un alto valor de conservación como reserva de semillas o estacas.

TecnicasRestauracion1 TecnicasRestauracion2 TecnicasRestauracion3

En ciertos sitios de Ica, la vegetación está llegando a un estado crítico en el que las plantas ya no están produciendo semillas. Cuando estas plantas mueran, la restauración será casi imposible o demasiado costosa.

Semillas

Colectar semillas

La colecta de semillas es fácil, sin embargo, es importante seguir unos procedimientos claves. Toda colecta de semillas requiere tener a la mano bolsas de papel (no de plástico), un corta uñas, un mapa o GPS y un cuaderno para tomar notas.

Colectar cuando maduros

ColectarSemillas2Las semillas alcanzan la madurez en épocas específicas del año, usualmente después de que el fruto, vaina o cápsula se haya secado (aunque las semillas de algunas especies como el Pacay (Inga feuillei) están maduras cuando la vaina todavía está verde). Esto varía ligeramente dependiendo del clima, pero generalmente se da unos cuantos meses después de la llegada del río y en el verano.

-

Colectar cuando maduros

Las semillas de cada especie deben ser colectadas de diferentes individuos de plantas, para asegurar una colecta sana con alta variabilidad genética. ¡Ojo! No se debe coleccionar solamente semillas de aquellas plantas que parezcan sanas, pues el próximo año las condiciones pueden ser diferentes, y aquellas plantas que hoy parecen decaídas pueden prosperar y crecer con fuerza.

Examinar la calidad

Antes de colectar semillas es muy importante examinar su calidad, si se quiere obtener un alto índice de germinación y plantas vigorosas. La mejor manera es cortando con un cortauñas algunas semillas escogidas al azar y ver si están llenas por dentro – como una buena nuez.

Tomar notas y colectar muestras

Anota la localidad de cada colecta de semillas, asignándoles un número y registrando datos de la localidad: nombre de la planta, nombre del lugar, coordenadas de carretera o GPS, fecha. Así sabrás de dónde vino el árbol o la planta que tuvo éxito o fracasó. También es una buena idea colectar muestras de herbario como registro de identificación. Esto es, una muestra de la planta (rama de 30 cm con frutos y flores) que ha sido prensada y secada entre papel periódico y posteriormente guardada en un herbario (por ejemplo, en el herbario de la UNICA).

Conservar semillas

En condiciones adecuadas, las semillas colectadas se pueden conservar varios años. Tres principales cuidados deben proporcionarse a las semillas para asegurar una conservación adecuada.

Evite la putrefacción

ConservarSemillas3Por lo general, las semillas están ligeramente húmedas al momento de ser colectadas y necesitan ‘respirar’. Por esta razón, no se debe guardarlas por largos períodos en contenedores herméticos antes de realizar un proceso de secado. Se pueden usar contenedores permeables, como bolsas de papel, cajas o papel periódico doblado para evitar que las semillas ‘suden’, lo cual sucede dentro de bolas plásticas. Cuando las semillas sudan se hacen vulnerables al ataque de hongos.

-

Procesamiento y limpieza de semillas

Aún cuando las semillas son sembradas inmediatamente después de su colecta, estas deben ser limpiadas. Para eso, hay que sacarlas del fruto, vaina o cápsula y seleccionarlas cuidadosamente para quitar insectos y fragmentos. No se les debe lavar, salvo cuando sean sacadas de una fruta húmeda, en cuyo caso posiblemente necesiten un tratamiento especial.

Secar, guardar o plantar

ConservarSemillas2En Ica las semillas se pueden secar al aire libre. Un método simple es extender las semillas en bandejas con papel periódico durante el día y luego en la noche ponerlas en un contenedor sellado. Este proceso se debe repetir por varios días hasta que las semillas estén secas. Muchas semillas en Ica ya están lo suficientemente secas cuando aún están en la planta (mayormente aquellas que ‘suenan’ cuando se sacude sus frutos). Una vez secas, se debe guardar las semillas en botellas de vidrio o preferiblemente, en botellas de plástico (que no se rompen en caso de un temblor).

Aunque algunas semillas pueden durar más de 10 años (como por ejemplo las del Huarango), se recomienda sembrarlas en la siguiente primavera – en lo ideal, cuando el agua llega a las acequias o se inundan las pozas.

Colecta y conservación de Semillas

Propagar Semillas

Propagar por semillas

La propagación por semillas consiste en sembrar las semillas con el objetivo de producir plantones, los cuales podrán servir a futuros proyectos e iniciativas de plantación y restauración. Dos recomendaciones claves deben ser entendidas para favorecer una propagación exitosa por semillas. Aunque pueden ser aplicadas para la siembra en general, están pensadas específicamente para las especies locales nativas adaptadas a la región de Ica.

Tratamientos para la germinación

Muchas semillas, especialmente en áreas áridas, necesitan algún tipo de tratamiento previo a la siembra para poder germinar y romper su estado durmiente. El tratamiento usual es remojarlas en agua para simular una inundación. Otras semillas necesitan un tratamiento especial como el corte de su cáscara o testa, llamado escarificación. Esto permite que el agua penetre dentro de ella. En otros casos es necesario remojarlas en algún ácido diluido, como vinagre. Todos estos procesos simulan el pasaje de una semilla en el tracto digestivo de animales, que, en muchos casos, son los dispersores naturales de las semillas.

Siembra – reglas simples

PropagacionSemillas2El error más grande que se comete a la hora de sembrar semillas es plantarlas a una profundidad equivocada. Una regla simple, que funciona para la mayoría de las plantas nativas con semillas grandes, es una profundidad de siembra similar al diámetro de la semilla. Por ejemplo, las semillas de Lúcuma que miden 3 cm de ancho, deben ser sembradas a unos 3 cm de profundidad. Sin embargo, aquellas semillas minúsculas (< 2 mm de ancho) deben ser esparcidas sobre una superficie de suelo húmedo y luego espolvoreadas con tierra arenosa hasta cubrirlas unos 2 mm. Aquellas plantas que al crecer tienen raíces poco profundas, como el Pacay, deben ser sembradas a mayor profundidad (aprox. 2,5 cm) para evitar que se caigan. Sea como fuere, la práctica es siempre la mejor manera de aprender a sembrar a una profundidad óptima

-

Riego

Un problema común y fácil de evitar, es regar demasiado o no regar lo suficiente. El suelo tiene que permanecer húmedo y se debe regar ligeramente a diario para evitar que se seque. Pero hay que evitar que la tierra se empape, ya que esto impide que el aire llegue a las raíces.

Las semillas minúsculas deben ser regadas ligeramente, rociándolas con gotitas – una botella plástica con perforaciones de aguja (menos de 1 mm) sirve perfectamente para este propósito. Algunas semillas minúsculas también se benefician cuando su suelo es regado desde abajo. Esto se hace colocando las bandejas o macetas en una batea con agua, dejándolas que se remojen por unos minutos.

PropagacionSemillas4 PropagacionSemillas6 PropagacionSemillas31 PropagacionSemillas51

Propagar por Semillas

Consideración: el riego

Debido a las condiciones muy secas de Ica, la consideración clave para favorecer una restauración exitosa es el riego. Existen dos opciones principales, cada una requiriendo un tipo de manejo diferente:

Método 1: Restauración a través de inundación natural

El objetivo clave es capturar el agua de inundación durante suficiente tiempo para que remoje las capas más profundas del suelo. Es un sistema sostenible, pues provee fertilidad al suelo, recarga al agua subterránea y regenera los bosques en los márgenes de campos y de canales de riego.

Método 2: Restauración a través de plantación manual

Ya que la región de Ica es tan seca y calurosa, es un lugar muy difícil para establecer árboles y si no se aprovechan las inundaciones naturales (vincular a página inundación natural), el éxito del establecimiento de las plantas dependerá del riego que se puede proporcionar.